PEQUEBABYS

Blog para madres, padres y de más

Lactancia materna beneficios y primera persona

logo-unidos-por-la-lactancia-materna_thumb

La lactancia materna me ha dado muchos de los momentos más bonitos de ser madre, ratitos (que no han sido pocos) gratificantes, íntimos y puros en los que solo estábamos ella y yo.

He dado a mi hija el pecho durante treinta meses, sé que mucha gente piensa que a partir del sexto mes es absurdo seguir, pero a veces no solo hay que valorar los beneficios alimentarios e inmunológicos sino también los cognitivos, cuando están malos, cansados, tienen sed, o el miedo les invade tengo claro que además de los brazos de mami el pecho es un gran consuelo.

Increíblemente la primera palabra que dijo mi pequeña no fue mama, papa o agua… la primera palabra que salió de su mini boca con su dulce voz fue teta y a partir de ese día se convirtió además de en alimento en un enorme chupete… un chupete difícil de quitar.

En algunas ocasiones he escuchado comentarios de madres que por circunstancias no han podido dar el pecho a sus hijos que son malas madres por no satisfacer al 100 % las necesidades de sus hijos…¡ madres del mundo!¡ NO! Una madre es una madre tanto como si amanta a su hijo como si no.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tan solo el 38% de los bebés menores de seis meses son amamantados. Se trata de una cifra muy baja, sobre todo si se tiene en cuenta que la lactancia natural es la mejor forma de nutrición para los recién nacidos. Además, la organización afirma que, si se empezase a amamantar a cada niño en la primera hora tras su nacimiento, dándole solo leche materna durante los primeros seis meses de vida y siguiendo dándole el pecho hasta los dos años, cada año se salvarían unas 220 000 vidas infantiles.

Por todo ello, y con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia, que se celebra entre el 1 y 7 de agosto, la OMS ha elaborado un decálogo con datos muy interesantes sobre la lactancia materna. El objetivo: conseguir que cada vez más mujeres se animen a amamantar a sus bebés como la opción más saludable, asequible y natural para alimentar a los recién nacidos.

La OMS recomienda que, durante los primeros seis meses, el bebé se alimente exclusivamente de leche materna. La lactancia debería ser siempre a demanda y comenzar durante la primera hora de vida.

La lactancia protege al bebé de muchas enfermedades: Los beneficios para el recién nacido son bien conocidos: además de aportar todos los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo, la leche materna como la diarrea y la neumonía.

 En las madres reduce el riesgo de padecer cáncer de mama y ovario, además les ayuda a recuperar su peso anterior al embarazo, reduce las tasas de obesidad.  también funciona como método anticonceptivo natural, ya que ofrece un 98% de protección durante los primeros seis meses al parto en ausencia de la menstruación y si la madre se encuentra amamantando plenamente (de día y noche, sin que pase mucho tiempo sin dar de mamar). aunque esto  no es totalmente seguro.

La lactancia da salud para toda la vida, Además de los beneficios inmediatos para la salud del bebé, numerosos estudios han demostrado las ventajas de la lactancia a largo plazo. Por ejemplo, los adultos y adolescentes que han tomado el pecho de niños tienen menos tendencia a padecer sobrepeso y a sufrir diabetes de tipo 2. Además, obtienen mejores resultados en los test de inteligencia.

La leche materna es más completa que la leche artificial: En primer lugar, la leche artificial no contiene los anticuerpos que hay en la leche materna, claves para que el sistema inmune del niño se desarrolle correctamente y le proporcione protección frente a enfermedades futuras. Por otro lado, si la leche artificial se diluye demasiado puede acarrear problemas de malnutrición para el bebé. Otros riesgos se asocian con la preparación de la leche en ausencia de las condiciones adecuadas de higiene, como el uso de agua insalubre o de material no esterilizado.

Además, mientras que el amamantamiento mantiene la producción de leche materna, si se usa leche artificial pero de repente se deja de tener acceso a ella, el retorno a la lactancia natural puede ser imposible.

 Crea un vínculo especial entre madre e hijo: El contacto corporal, el intercambio de miradas y sonrisas y todas las expresiones de afecto entra la madre y el bebe son las que irán creando este vinculo afectivo.

Los investigadores indican que un vínculo seguro durante la infancia influye en su capacidad para establecer relaciones sanas a lo largo de su vida.

Leche materna contraindicada:

Cuando la madre tiene ciertas infecciones que pueden afectar al recién nacido como  el  Sida, Hepatitis B, tuberculosis activa  o toma ciertos medicamentos que pasan a la leche y son nocivos para su hijo. La OMS recomienda que las madres infectadas por el VIH que quieran amamantar a sus hijos reciban antirretrovíricos, y sigan sus recomendaciones respecto a la alimentación del lactante, ya que el virus se puede transmitir durante el embarazo, el parto y la lactancia.

Cuando el bebe padece afecciones metabólicas como la fenilcetonuria, que responden negativamente a proteínas presentes en la leche materna o la galactosemia, una incapacidad congénita para digerir el azúcar de la leche que se va acumulando en el organismo del bebé y le produce graves daños

Resumen de los beneficios de la lactancia materna

Para su bebé:

  • Proporciona las calorías necesarias para su crecimiento y desarrollo.
  • Contiene la calidad y proporción ideal de proteínas, grasas, azúcares, vitaminas y minerales.
  • Se digiere y absorbe más fácilmente, de manera que disminuye la aparición de cólicos.
  • El calcio y el hierro se absorben y utilizan mejor.
  • Menor contenido de sales, por eso no sobrecarga el trabajo de sus riñones.
  • Se presenta a temperatura adecuada; la ebullición de la leche de vaca destruye algunas de las sustancias necesarias para el crecimiento del niño.
  • Es estéril, es decir, no está contaminada por gérmenes perjudiciales; al dar pecho directamente al niño, se evita la contaminación de la leche (que es un excelente medio de cultivo para microbios) lo cual puede suceder durante las manipulaciones necesarias para preparar la leche de vaca.
  • Proporciona protección contra enfermedades infecciosas, ya que contiene anticuerpos y otros factores defensivos contra bacterias, VIRUS , hongos y parásitos; por eso, el niño amamantado sufre mucho menos de diarrea y tiene mayor resistencia ante las enfermedades respiratorias.
  • Menor frecuencia de enfermedades alérgicas como erupciones, asma ó rinitis.
  • Efecto protector en los niños con hipotiroidismo congénito (cretinismo, retardo mental).
  • En el futuro sufrirá menos de hipertensión arterial, diabetes , arteriosclerosis y obesidad.
  • El niño amamantado se chupa el dedo mucho menos, con lo que se evitan las deformaciones de la mandíbula y se previene la aparición de caries dentales.
  • Fortalece la relación madre-hijo, influyendo posteriormente en el desarrollo psíquico e incrementando los sentimientos de amor y seguridad. De esta manera ayuda a la formación de niños más estables y seguros emocionalmente.

Para la madre:

  • La lactancia TIENE un leve efecto anticonceptivo.
  • Ejerce un efecto protector contra la aparición de cáncer de mama y de cuello uterino.
  • Favorece la involución uterina es decir, el útero se contrae retornando a su tamaño anterior más rápidamente, previniéndose así las hemorragias uterinas posparto.
  • Favorece el retorno de las mamas a su tamaño anterior. La mujer que lacta a sus hijos recupera rápidamente su figura, conservando mejor su juventud.
  • La leche materna es fresca, se obtiene rápidamente y a temperatura apropiada, por lo que no se pierde tiempo como en la preparación de los teteros.
  • Su producción depende de la demanda: mientras más succione el bebé, más leche se producirá.
  • Favorece y estrecha la relación afectiva madre-hijo

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>