PEQUEBABYS

Blog para madres, padres y de más

Asfixia postural

Captura-de-pantalla-2015-11-11-a-las-08.41.20

Es un tipo de asfixia que se suele producir en personas con movilidad reducida, como enfermos convalecientes o con parálisis, ancianos y personas con pérdida de consciencia. Desgraciadamente, también puede suceder a bebés.
Ocurre cuando “forzamos” durante un tiempo prolongado la postura de un bebé que aún no se mantiene sentado. La posición impide que su caja torácica y abdomen se expandan lo suficiente para respirar correctamente. Además, si la cabeza recae hacia delante también resulta más difícil la entrada de aire, y el bebé no tiene fuera suficiente para cambiar de posición. Esto provoca que poco a poco va bajando la saturación de oxígeno en sangre, llegando a ser una postura muy peligrosa si se mantiene por más de una hora y media seguida.
Tras la trágica muerte del pequeño Shepard la familia Dodd ha iniciado una gran campaña de información con el objetivo de ayudar a reducir drásticamente el número de menores que fallecen a consecuencia de esta forma de asfixia. Muchas otras familias afectadas han alzado la voz para denunciar esta falta de información sobre la asfixia postural, como por ejemplo Jennifer Albright, cuya hija Emily, falleció mientras ella se encontraba haciendo las tareas domésticas.

¿Cómo debemos utilizar estos dispositivos entonces?
Obviamente debemos utilizarlas sencillamente para lo que son, transportar al bebe en el coche.
En el caso de tener que realizar viajes largos con bebés es recomendable hacer paradas para que el niño coma, se oxigene y se mueva un poco.Tambien es bueno que en la medida de lo posible alguien viaje detrás con el pequeño y los mueva de vez en cuando incorporándolo etc… Aunque alguna vez se nos pase por la cabeza, no alimentemos al bebé mientras esté en la sillita y mucho menos cuando el coche está en movimiento, di demos teta para calmarle, es mucho mejor parar y relajarnos todos si el bebé está llorando o lo necesita.
Nunca hay que sentar en estas sillitas a un bebé que aún no se mantiene sentado por si solo, sin los mecanismos de seguridad. La función del cinturón o arnés de sujeción es clave: ha de agarrar al bebé desde los hombros y hacer que su espalda quede bien pegada al respaldo para que su posición no descienda y por tanto haga presión sobre sus pulmones y abdomen, que es cuando se produce el peligro. Cuando el bebé aún es muy pequeñito suelen existir reductores para ayudar a una mejor sujeción. Es muy importante regular la medida de los cinturones para que hagan correctamente su función, así como asegurar que la cabeza no cae hacia delante.
Hamaca de bebe
Si el bebé se queda dormido en una hamaquita de las que utilizamos en casa en posición reclinada, mejor pasar al bebé a una superficie plana como la de una cuna. En el caso de las hamaquitas de bebé, es muy común que sólo tengan un cinturón para mantener al bebé por el abdomen. Si se queda dormido ahí deberíamos al menos cambiarla a posición totalmente tumbada, aunque lo más seguro es siempre cambiarlo a la cuna o colocarle en la hamaca sólo observar, vernos y jugar.

Para más información, se puede consultar el estudio que publicó en 2001 la revista Pediatrics . En este estudio se observaron bebés sentados en sillitas de coche homologadas durante sesenta minutos, evidenciando cómo bajaba la saturación de oxígeno en todos los casos, y de forma preocupante en el caso de bebés prematuros, los cuales llegaban a sufrir pequeñas apenas, (dejaban de respirar durante algunos segundos).

Esto es una reflexión mía: creemos ir siempre con el tiempo justo y por eso a veces creemos que las cosas no tienen importancia, una madre comentaba el otro día que no tiene tiempo para estar cambiado a su hijo del capazo al maxicosi y llevarlo todo en el coche… pero a veces y solo a veces 10 minutos de tu tiempo son millones y millones de minutos en la vida de tu hijo.

1 Comentario

  1. Carlos

    No lo entiendo. Mi hijo es lo mas importante para mi y si tuviera 24 horas al dia se las dedicaba si o si, qe menos que 10 min. No me gustaría estar en la piel de esos padres que perdieron a sus pequeños. Saludos

    Responder

Responder a Carlos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>