PEQUEBABYS

Blog para madres, padres y de más

Cólico del lactante

bebe-llorando

 

Claudia tuvo el cólico del lactante durante tres meses, además de las noches de insomnio tanto por parte de ella como de nosotros, lo peor era la sensación de no poder darle consuelo ni alivio a nuestra  pequeña, y más cuando eres primerizo que crees que todo lo que les pasa es porque algo has hecho mal…

Para los papis que ahora estén pasando horas de desesperación e insomnio les brindo un poco de información, para tranquilizarles en la medida que se pueda porque aunque parezca eterno esto también pasa. Antes de nada quisiera decir que hay muchas opiniones diferentes sobre las causas de por qué se produce este síndrome pero en la única que coindiciden todos los pediatras y estudios es que los padres somos unos de los grandes afectados.

¿Qué es y a que se debe?

Es un trastorno frecuente (más del 30% de lactantes lo padecen en alguna medida), asociado con el meteorismo (gas intestinal), caracterizado por episodios de llanto agudo que aparece inexplicable puesto que el bebe está sano y tranquilo en otras horas del día. Suele iniciarse después de las tomas aunque la gran mayoría aparecen tras caer la tarde y pude durar más de tres horas.

No hay causa concreta que se haya podido establecer pero es la mayoría de los casos es debido a una mala técnica de alimentación en la que el bebe traga mucho aire.

Solo una minoría de los bebes presentan alteraciones en el aparato digestivo.

Cuando empieza y cuanto dura

Suele aparecer a partir entre la segunda y tercera semana de vida y normalmente dura hasta los tres meses, en raro caso se alargara hasta los seis meses.

Cómo averiguar si el lactante llora más de lo normal

Para poder apreciar si el lactante llora más de lo normal te conviene saber que, en esquema y en cuanto al llanto, hay tres tipos de hábitos normales en los niños:

Los que lloran poco: 25% de casos. Son lactantes que lloran una media de 30 a 60 minutos diarios.

Los que lloran lo normal: 50% de casos. Son lactantes que lloran una media de 90 a 120 minutos al día.

Los que lloran mucho: 25% de casos. Son lactantes que suelen llorar de 2 a 3 horas al día.

El niño tiene más horas de llanto desde la 3ª a la 9-12ª semana, y luego éstas descienden paulatinamente. El periodo de llanto es más frecuente (75% del total) desde las 18:00 a las 8:00 h, y menos frecuente (25% restante) de las 9:00 a las 17:00 h

Alimentación de la madre

Las investigaciones  sobre el tema de cómo afecta la dieta de la madre cuando un niño está siendo alimentado con leche materna y padece el cólico del lactante son contradictoras, en cuanto a que productos debería eliminar la madre de un consumo habitual son; productos lácteos debido a la proteína  de la vaca, harinas, huevos, cafeína, chocolate. Recuerde  no quitar alimentos de su dieta sin consultar al pediatra.

Alivio y remedios para nuestro bebe

Intenta que coma a gusto y se coja bien al pecho o a la tetina del biberón. A veces, el lactante no come a gusto por varias causas, entre las que destacan las siguientes:

El pezón es muy pequeño.

El lactante chupa sólo del pezón y no del pezón y la areola.

Las pezoneras están mal adaptadas.

El uso de biberones con válvulas, biberones con agujeros demasiado pequeños o grandes.

La mala postura al alimentarlo o la nariz tapada.

Comprueba que no está incómodo. Hay varios factores que pueden incomodar al lactante, entre los cuales destacan:

Ropa demasiado apretada.

El exceso (calor) o falta de ropa de abrigo (frío).

Falta o exceso de contacto con los padres.

Humedad (comprueba que no va mojada o sucio).

Use calor y colóquelo sobre su estomago (el calor les relaja y ayuda a expulsar los gases), tenga siempre precaución de no quemar al bebe.

Dele un suave masaje

Recueste a su bebe boca abajo sobre sus muslo y mueva las piernas de arriba-abajo, salga a dar un paseo en un porta bebes el movimiento suele ser un remedio muy bueno.

Un baño de agua tibia relaja a cualquiera y más a ellos.

Para infusiones, medicinas y leches especiales.   No le des medicamentos sin consultar con el pediatra. Las medicinas asequibles no son demasiado efectivas y las que contienen sedantes pueden ser peligrosas para los niños de esta edad. Colocar un termómetro o un supositorio en el recto para hacerle expulsar gases no sirve de nada salvo para irritarle el esfínter anal.

 

Espero que os haya servido de utilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Imagen CAPTCHA

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>